Guti

“El placer me lo da el balón, no la fama ni el dinero. Al balón le debo mi vida“.

Guti

Juan Pimentel: Guti dibuja unas diagonales mortales, la deja pasar cuando hay que hacerlo y obedece al sentido de la jugada con naturalidad y elegancia. Otras veces sucede al contrario, reorienta el sentido del juego y todo comienza a bailar según interpreta él. El fútbol le obedece. Guti tiene una gran visión espacial y en este juego, emparentado con el ajedrez y el billar, dominar el espacio significa mucho. Sin levantar la cabeza, Guti sabe por dónde van y adivina por dónde van a ir todos, balones, amigos y enemigos.