Losantos, con desgarro anal

Javier Pérez de Albéniz: Una jornada negra para el periodismo de élite: El niño de la COPE se repone en la UVI de la sede de su cadena, tras haber recibido la extrema unción, de las graves heridas sufridas en el mano a mano con El niño de Rajoy. Han sido tres miembros de su propia cuadrilla, Aguirre, Acebes y Zaplana, quienes, por sorpresa y con saña, han corneado al diestro de los obispos en sus partes más íntimas. “Nunca me he fiado mucho de los políticos”, susurró el bueno de Losantos al abandonar, con evidentes síntomas de desgarro anal, el juicio por injurias a Gallardón.

Anuncios

Gallardón contra Losantos: “Cuando se me acusa de querer que queden impunes los autores de 192 asesinatos…”

¿Y Rato y Gallardón?

Pablo Sebastián: Puede que se lo estén pensando, o puede que ni siquiera eso, pero Alberto Ruiz-Gallardón y Rodrigo Rato, los dos políticos de más prestigio y menos contaminados con la pasada legislatura y la derrota electoral del PP en el pasado mes de marzo, no se pueden cruzar de brazos ante el lamentable espectáculo que protagonizan, a garrotazos, Mariano Rajoy y Esperanza Aguirre, que son —precisamente ellos dos— los principales responsables de la derrota electoral del PP.

La guerra del PP se libra en internet

Acaba de nacer una web anti-Esperanza, contraria a que la presidenta de la Comunidad de Madrid encabece una lista en el congreso de junio del Partido Popular. A estas horas ya tenemos su página de forofos, la de los partidarios de Gallardón y ahora esta de los críticos, Esperanza2012.net (no a Esperanza en 2012). Las fotos que mandan en la página lo dicen todo: Aznar más Jiménez Losantos más Rouco Valera= Esperanza. Añaden: “Por cierto, no somos ni de los genoveses, ni del plural ni del PSOE ni na de na”.

Gallardon2012.com contra Esperanza2012.com

Gallardon2012.com vs Esperanza2012.com.

La cólera de (Esperanza) Aguirre

Manuel Martín Ferrand: Aguirre está como una pantera y, siempre rodeada de malas compañías, con el coro de la COPE y El Mundo inspirándole la melodía, terminará desafinando más de lo que viene haciendo. Será una lástima porque tanto Gallardón como ella son dos valores políticos de incuestionables condiciones. Huir de los amigos es más difícil que hacerlo de los enemigos. Y más comprometido.

¿Y si el rival hubiera sido Gallardón?

Benjamín Prado: ¿Y si hubiera sido Gallardón el que debatiese con Zapatero? ¿Qué habría hecho el alcalde de Madrid si tuviera en propiedad la silla de Rajoy, en lugar de ser Rajoy el que tiene prestada la de Aznar? ¿Habría sido tan agresivo y usado el debate de bate? ¿Habría insultado? ¿Habría sacado en procesión a las víctimas del terrorismo? ¿Habría dejado en el aire alguna de sus afirmaciones el aborrecible aroma de la xenofobia? ¿Habría demostrado que para él, como para los dos protagonistas de la noche, un debate es la suma de dos monólogos?