Todo estamos invitados: los asesinos y el silencio

Anuncios

¿Y si hubiera sido Zapatero?

Hasta cuatro veces se ofreció Tony Blair a Gerry Adams, lider del brazo político del IRA, para verse en persona con los terroristas. Quería intentar por todos los medios evitar que el proceso de paz de Irlanda del Norte fracasara por el tema de las armas ilegales. Hubiera sido el primer líder de un gran país occidental en reunirse con los jefes de una organización terrorista y lo hubiera hecho incluso aunque estos fueran enmascarados. Lo cuenta Jonathan Powell, ex jefe de gabinete de Blair, en un nuevo libro.

La muerte y la política

La hija del concejal asesinado en Mondragón: “Que nadie manipule el asesinato de mi padre”. Gracias por estar con mi madre, con mi hermana Ainara y con mi hermano Adey. También quiero aprovechar estos micrófonos y cámaras para agradecer, de parte de los socialistas, que estéis con nosotros. A mí padre lo han asesinado por defender la libertad, la democracia y las ideas socialistas. Ha sido siempre un hombre valiente, que ha dado la cara, y los que le han matado han sido unos cobardes, cobardes han sido, que no tienen cojones. Pero sobre todo quiero pedir una cosa y es que el asesinato de mi padre no sea manipulado por nadie. No lo voy a tolerar, ni yo, ni mi familia ni nadie. Yo, mi madre y todos iremos a votar. Y eso es lo que pido, que todo el mundo vote y los que quieran solidarizarse con mi padre y con nuestro dolor, que acudan masivamente a votar el domingo. Para decir a los asesinos que no vamos a dar ni un paso atrás. Y que estoy muy orgullosa de mi padre. Y sólo puedo decir que han sido unos hijos de puta. Nada más. Que lo quiero.”

Rita Barberá, alcaldesa de Valencia, dice que “el PSOE no se ha manifestado en Valencia por temor a las protestas ciudadanas”.

Patxi López a Mariano Rajoy: “ Acepto el pésame, pero espero que nadie más de tu partido diga de ni un solo socialista que agredimos o traicionamos a las víctimas o que cedemos ante el terrorismo.”

Soledad Gallego-Díaz: “¿En que país vive el popular Ignacio Astarloa cuando se atreve a poner maliciosamente en peligro el consenso de todos los grupos parlamentarios en un día como ayer y en un tema como el asesinato de un ex concejal socialista? Sólo la templanza de los demás partidos logró anoche que el triste espectáculo ofrecido, absurdamente, por el representante del PP en el Congreso, terminara por un nuevo e increíble enfrentamiento a propósito de la lucha antiterrorista”.

Javier Valenzuela: “En estos momentos es inevitable pensar en las bajezas que gente como Alcaraz, no pocos dirigentes del PP y numerosos periodistas ultraderechistas han dicho en los últimos años contra Zapatero y los socialistas”.

¿Dónde se esconde Alcaraz?

Juan Carlos Escudier: “Nadie sabe en qué medida el asesinato de Isaías Carrasco influirá en las elecciones de este domingo, pero a estas horas, si es que le queda algo de vergüenza, el todavía presidente de la AVT, Francisco Alcaraz, debería estar pidiendo perdón o metiéndose debajo de alguna piedra para ocultarse. No hay que confiar en que el personaje, una caricatura de lo que tendría que ser un representante de las víctimas del terrorismo, dé la cara para decir que sus manifestaciones de hace unos días, en las que daba por seguro que ETA haría público un comunicado para “garantizar la continuidad del presidente del Gobierno” y poder seguir negociando con él, era una más de sus enajenaciones mentales cada vez menos transitorias. Es de suponer, por tanto, que habrá elegido la alternativa del escondrijo”.

La eficacia antiterrorista

Iñaki Gabilondo: Cuando gobernaba el PP, ETA mató a 86 personas; 25 en su primera legislatura y 43 en la segunda. Y los islamistas radicales a 192 en el 11M. Sin embargo, el PP alardea de haber ganado la batalla a los etarras. Cuando gobierna el PSOE, ETA ha matado a 4. Y el PP le acusa de fracasar en la lucha antiterrorista. Las víctimas del terrorismo con más fuerza simbólica son el asesinado Miguel Ángel Blanco y el secuestrado Ortega Lara, ambos víctimas de ETA cuando gobernaba el PP. Y el PP los considera sus trofeos. Zapatero no tiene, por suerte para todos, demasiadas víctimas que exhibir. Pero eso no le sirve para acreditar eficacia. La eficacia, al parecer, no tiene que ver con el número de muertos. Es algo que uno decreta, luego hay que repetirlo muchas veces. Mayor Oreja se hizo querer por su actitud en los funerales, los muchos funerales a los que tuvo que asistir. Rubalcaba no tiene apenas funerales en los que mostrar su pesadumbre. ¿No deberíamos preguntarnos dónde se demuestra la eficacia antiterrorista? ¿En los funerales? ¿En las manifestaciones? ¿O impidiendo atentados?

José María Aznar y la mentira

Nacho Escolar. “Para decir esto sin pestañear, hay que ser de una pasta especial. José María Aznar, el presidente que llamó a ETA Movimiento de Liberación Nacional Vasco, ayer ante las víctimas: “¿Qué ocurriría en otro país si alguien que fuese candidato a la presidencia de Gobierno, en un asunto vital, reconociese que había engañado a su país? En ese país, se abriría un inmenso debate sobre si podría seguir siendo candidato a la presidencia de Gobierno. Me asombra que aquí no haya sido así”. Aznar tiene razón. A mí, en los labios del presidente del 11-M, también me asombra”.

Zaplana, cuarto en la lista del PP.

Eta y las telarañas

Iñaki Gabilondo: “¿Hemos caído en la cuenta de hasta que punto hemos interiorizado el pensamiento etarra?¿Cómo caemos atrapados en sus telarañas argumentales? El episodio que ha provocado serias lesiones a un presunto etarra están siendo investigadas por orden del juez Del Olmo. Si no se hubiera abierto una investigación, la exigiríamos…. pero como ya se ha abierto, no hay mucho mas que añadir. Hasta que se conozca la verdad de lo ocurrido, entonces, si ha habido malos tratos, reclamaremos la severidad máxima, pero mientras , quien cree en el estado de derecho ha de respetar el tiempo de la justicia. Las dudas, las desconfianzas, las sospechas, no pueden convertirse ni en material político ni en material periodístico. No es serio, no es democrático y no es de recibo; pero se convierten porque el mundo etarra, que desde el primer segundo despliega su ritual de denuncias por tortura, ha conseguido arrastrarnos hace muchos años a su terreno y en él nos encontramos hoy. Ellos, que no pueden condenar un tiro en la nuca de un guardia civil, porque eso hay que situarlo en el contexto de la complejidad vasca, condenan un caso aún dudoso sin situarlo en ningún contexto de nada. Vale, es su lógica, pero nosotros deberíamos preguntarnos qué hacemos dando cuartelillo político y ofreciendo portadas periodísticas a lo que, hoy por hoy, no es sino un caso que se investiga. ¿Por qué, además de tener la fuerza moral, no podemos tener un poco mas de cabeza?””.