Lo peor es que masca chicle

Anuncios

¿Y Rato y Gallardón?

Pablo Sebastián: Puede que se lo estén pensando, o puede que ni siquiera eso, pero Alberto Ruiz-Gallardón y Rodrigo Rato, los dos políticos de más prestigio y menos contaminados con la pasada legislatura y la derrota electoral del PP en el pasado mes de marzo, no se pueden cruzar de brazos ante el lamentable espectáculo que protagonizan, a garrotazos, Mariano Rajoy y Esperanza Aguirre, que son —precisamente ellos dos— los principales responsables de la derrota electoral del PP.

Esperanza Aguirre vs Gil Grissom

– “CSI Las Vegas: Casualidad”: 25.5% y 4.957.000
– “59 segundos”: 15.7% y 2.953.000

Pablo Sebastián: Aguirre sabe que, hoy por hoy, no tiene posibilidades de ganar el Congreso del partido y quiere llevarse a su tumba a Rajoy. Como en enero se llevó a Gallardón a ese mismo panteón, donde ya ha metido a Acebes y Zaplana, y en el que, si las cosas siguen así, acabará por enterrar a la mitad del PP ante el entusiasmo y el asombro del PSOE.

Germán Yanke: Esperpento grotesco. Según se mire, las dos palabras pueden ser sinónimas pero juntas dan mejor idea de esta aventurilla fatua del PP con los amagos de alternativa a Rajoy y las propuestas de debate ideológico.

Iñaki Gabilondo: El anhelo de Rajoy siempre ha sido, nos dijo en Elche, modernizar la derecha española, darle un tono moderado y europeo. Magnífico. Es lo que España necesita pero, si es así, cuánto debió sufrir durante la pasada legislatura.

La guerra de la independencia de Mariano Rajoy

Veamos los hechos. El PP pierde las elecciones, las de 2004, después de un atentado que muchos españoles asociaron a la guerra de Irak. El PP se acuesta con una derrota que creyó victoria segura, y tras el ruido de las bombas y el vértigo de la pérdida pasa cuatro años con la bielda en la sangre, tras la sombra de los pejotas y losantos. Voluntariamente o no -a estas horas resulta indiferente-, Rajoy deja que la oposición parezca una marioneta movida por unos cuantos telepredicadores y un grupo de líderes airados del PP, esos que cambiaron el ABC por la Cope y El Mundo, esos que jalearon cientos de portadas y horas de radio sobre la teoría de la conspiración, que descubrieron la sombra de Zapatero detrás de Josu Ternera, que gritaban zETAp bajo las faldas de Rouco y la AVT, zaplanas y sotanas. Y si no era así, ¿por qué Rajoy dejó que lo pareciera? Los cuatro años de ese PP desleal y faltón embarraron tanto el terreno de juego que todos hemos tenido que pasar por la lavandería. Un presupuesto en detergente, mire usted. Y total, para nada. Como intuía Arriola, el sociólogo de Aznar y luego de Rajoy, cuando el PP se pasa de frenada aumenta su índice de rechazo, crece como la espuma el grupo de los que una noche sueñan a Zaplana y Acebes otra vez en el Gobierno y por la mañana se levantan con la papeleta del PSOE en la mano. ¿Y si Rajoy no era así, por qué aguantó una legislatura entera dejándonos creer que avalaba a su jauría? 9M, cuatro años más en la oposición, y el líder decide declarar la guerra de la independencia de los medios. Parece darse cuenta de que el enemigo está en casa, de que Esperanza no quiere esperar, de que los pejotas ya no le necesitan en su carrera en busca de poder y dinero. Nunca pensé que Rajoy pudiera comportarse tan aviesamente, escribe hoy el pequeño talibán. Es lo más suave que le espera al gallego indeciso. A no ser que se rinda, que entregue el partido a los “liberales”. ¿Lo hará? ¿Puede romperse el PP? En el éxito de su guerra de la independencia hay mucho más en juego que su destino personal.

La guerra del PP se libra en internet

Acaba de nacer una web anti-Esperanza, contraria a que la presidenta de la Comunidad de Madrid encabece una lista en el congreso de junio del Partido Popular. A estas horas ya tenemos su página de forofos, la de los partidarios de Gallardón y ahora esta de los críticos, Esperanza2012.net (no a Esperanza en 2012). Las fotos que mandan en la página lo dicen todo: Aznar más Jiménez Losantos más Rouco Valera= Esperanza. Añaden: “Por cierto, no somos ni de los genoveses, ni del plural ni del PSOE ni na de na”.

Gallardon2012.com contra Esperanza2012.com

Gallardon2012.com vs Esperanza2012.com.

Esperanza Aguirre quiere, pero cree que no puede

A fecha de hoy no entra en mis planes. Ahora, si cambio de planes, el primero en saberlo será el presidente de mi partido. El presidente de mi partido no se enterará por la prensa”.

El candidato que se presente sin el apoyo de la dirección nacional lo tendrá “un poco difícil”. “Para qué nos vamos a engañar”.