El nacionalismo ha ganado las elecciones

El nacionalismo ha ganado las elecciones municipales en España. En Navarra, desde luego, pero también en Baleares, Canarias y Cataluña, y en Vitoria, Palma de Mallorca o Vigo. Existe la posibilidad de que también haya ganado en Madrid, pero sobre eso no me voy a pronunciar ahora. Arcadi Espada.

Las primarias del PP

Ruiz-Gallardón: 875.571 votantes en Madrid. Esperanza: 863.845. + Gallardón derrotó a Aguirre (y a la COPE). + Gana el Psoe, pierde Zapatero.

Las elecciones en la televisión. Antena 3: 11.3%.  La 1: 11,1. Cuatro: 6,1. En Tele 5 prefirieron La que se avecina: 23,1.

Jornada de votación

  1. A falta de escrutar el 4% de las mesas, la tasa de participación en las elecciones municipales y autonómicas ha sido a las 18.00 del 50,64%, más de tres puntos inferior a la registrada a esa misma hora en 2003, cuando fue del 54,30%, según los datos ofrecidos por el Ministerio del Interior a través de su web electoral. Bueno para el PP: con el 65 por ciento de participación, puede ganar.
  2. Paradoja, según los sondeos: El Psoe puede perder en votos, pero ganar en poder. Avanzamos hacia una noche de esas en que todos ganan, nadie pierde.
  3. Un fruto de la crispación. Dos ciudades, dos sentimientos. Encuestas. Madrid. PP, 31-33; Psoe, 19-21. Barcelona: PSC, 14-16; PP, 6-7.
  4. Han votado por debajo de la media Andalucía (más de 6 millones de electores totales, granero socialista) y Cataluña (más de 5,4 millones, también granero socialista) y por encima de la media : Madrid (más de 4,5 millones de electores, granero del PP) y Comunidad Valenciana (más de 3,5 millones de electores, también granero PP). Participación global: 63,82.
  5. Elecciones municipales. Resultados globales, al 97,53%. PSOE, 7.608.000 votos. PP, 7.756.000. En Madrid, al 97,87 por ciento escrutado, PP, 861.000 votos; PSOE, 481.000. En Cataluña, PSC, 919.000; PP, 282.000. Definitivamente, dos mundos.
  6. La noche termina con Rajoy, Aguirre, Ruiz-Gallardón y Acebes (cielos) botando por los votos en Génova. El PP ha ganado por 150.000 votos, a la espera de los flecos de Canarias y del voto de los emigrantes. La mayoría de esos votos corresponden al éxito apabullante del PP en Madrid, lo que objetivamente impide ir más allá en la especulación. El PP arrasa en Madrid (en fútbol, Simancas y Sebastián ya estarían en el paro), pero en las generales tendrá que avanzar en zonas “hostiles” si quiere volver al Gobierno, lo que en este momento sigue sin conseguir. A diez meses de las elecciones (en la España de la bronca pueden parecer diez años), el empate técnico -punto arriba, punto abajo- que delatan las encuestas sigue donde estaba. Dos países.