La mejor televisión, a las 21.30