¿Dónde se esconde Alcaraz?

Juan Carlos Escudier: “Nadie sabe en qué medida el asesinato de Isaías Carrasco influirá en las elecciones de este domingo, pero a estas horas, si es que le queda algo de vergüenza, el todavía presidente de la AVT, Francisco Alcaraz, debería estar pidiendo perdón o metiéndose debajo de alguna piedra para ocultarse. No hay que confiar en que el personaje, una caricatura de lo que tendría que ser un representante de las víctimas del terrorismo, dé la cara para decir que sus manifestaciones de hace unos días, en las que daba por seguro que ETA haría público un comunicado para “garantizar la continuidad del presidente del Gobierno” y poder seguir negociando con él, era una más de sus enajenaciones mentales cada vez menos transitorias. Es de suponer, por tanto, que habrá elegido la alternativa del escondrijo”.

A vueltas con el canon

La Red está que echa chispas con el asunto del canon digital , un impuesto con tantas lagunas (una tasa pública gestionada por manos privadas) que más hubiera valido dejarlo dormir bajo la almohada y pensar una fórmula diferente. Pero, aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid, la derecha extrema utiliza el canon (que apoyó en su momento, cuando no faltaban tres meses para las elecciones) para darle en el hígado a uno de sus blancos favoritos, los “artistas”, los españoles, claro. Los llaman “pesebristas, hatajo de fracasados, parásitos con coartada cultural, popes subvencionados, extorsionistas, la banda de Luis Candelas”. Llevan años así, desde el asunto de la guerra, incluso desde mucho antes, porque siempre han sospechado que “no eran de los suyos”. Esa derecha es tan española que echa chispas con la misma pasión por el canon y porque Javier Bardem se pasee entre los elegidos. Todos los sectores sociales pueden defender sus derechos en los despachos o en la calle, incluso la AVT*, pero los “artistas” no (el concepto se usa de forma global, aunque siempre se dispara contra los del cine). ¿No le había leído a Javier Pérez de Albéniz que “corre el rumor de que en estas fechas tan señaladas, hasta los hijos de puta se cogen unos días libres”?. Sin duda, debe de ser mentira. Un país que no sólo no defiende su cultura sino que la vilipendia tiene algo de miserable, que diría Acebes. Ay. Cuando la política vive en el monte más vale refugiarse en una sala oscura. Allí me voy ahora.

*José María Calleja: La actual Asociación de Víctimas del Terrorismo ha conseguido que en la etapa con menos víctimas mortales de la historia de la banda terrorista se instale un nivel de división y crispación sin precedentes

*Salvador Aguilar: Las manifestaciones de masas de la legislatura que termina marcan la emergencia de una nueva derecha en España que acepta la democracia pero, como los ‘neocons’, es radical, peleona y poco escrupulosa

AVT: cría cuervos

Francisco José Alcaraz, el presidente de la AVT, se ha convertido en un problema para el PP y de los grandes. Se veía venir de lejos, dada las especiales maneras del personaje, muy útil como testaferro de manifestaciones contra el Gobierno pero carente de toda sutileza. Si algo ha logrado Alcaraz es la desafección de buena parte de la ciudadanía, que, de un tiempo a esta parte, contempla a las víctimas con notoria antipatía y a la Asociación como un instrumento de la derecha más extrema. No es, desde luego, para sentirse orgulloso… (sigue).