La guerra de la independencia de Mariano Rajoy

Veamos los hechos. El PP pierde las elecciones, las de 2004, después de un atentado que muchos españoles asociaron a la guerra de Irak. El PP se acuesta con una derrota que creyó victoria segura, y tras el ruido de las bombas y el vértigo de la pérdida pasa cuatro años con la bielda en la sangre, tras la sombra de los pejotas y losantos. Voluntariamente o no -a estas horas resulta indiferente-, Rajoy deja que la oposición parezca una marioneta movida por unos cuantos telepredicadores y un grupo de líderes airados del PP, esos que cambiaron el ABC por la Cope y El Mundo, esos que jalearon cientos de portadas y horas de radio sobre la teoría de la conspiración, que descubrieron la sombra de Zapatero detrás de Josu Ternera, que gritaban zETAp bajo las faldas de Rouco y la AVT, zaplanas y sotanas. Y si no era así, ¿por qué Rajoy dejó que lo pareciera? Los cuatro años de ese PP desleal y faltón embarraron tanto el terreno de juego que todos hemos tenido que pasar por la lavandería. Un presupuesto en detergente, mire usted. Y total, para nada. Como intuía Arriola, el sociólogo de Aznar y luego de Rajoy, cuando el PP se pasa de frenada aumenta su índice de rechazo, crece como la espuma el grupo de los que una noche sueñan a Zaplana y Acebes otra vez en el Gobierno y por la mañana se levantan con la papeleta del PSOE en la mano. ¿Y si Rajoy no era así, por qué aguantó una legislatura entera dejándonos creer que avalaba a su jauría? 9M, cuatro años más en la oposición, y el líder decide declarar la guerra de la independencia de los medios. Parece darse cuenta de que el enemigo está en casa, de que Esperanza no quiere esperar, de que los pejotas ya no le necesitan en su carrera en busca de poder y dinero. Nunca pensé que Rajoy pudiera comportarse tan aviesamente, escribe hoy el pequeño talibán. Es lo más suave que le espera al gallego indeciso. A no ser que se rinda, que entregue el partido a los “liberales”. ¿Lo hará? ¿Puede romperse el PP? En el éxito de su guerra de la independencia hay mucho más en juego que su destino personal.

4 comentarios

  1. […] Rajoy dice que quien quiera que se vaya. […]

  2. […] se cree vivo, y me provoca una inexplicable lástima. El gallego indeciso decidió demasiado tarde. Durante cuatro años alimentó la bestia, y ahora se debate entre sus fauces, pensando que puede escapar aunque sospeche que no. Aprietan el […]

  3. […] Rewos en Gordas y ¿bellas?EMMELY en Gordas y ¿bellas?El hombre solo … en La guerra de la independencia …sinblancaporelmundo en A vueltas con S. M. El Re…Adela Fernandez en […]

  4. […] Acabemos: Rajoy es un proetarra Publicado el 9 Junio, 2008 de Caz Bien, los lectores de este blog (cien mil en unos días) ya saben por dónde van los tiros. Los teóricos de la conspiración han descubierto que no les sirve Rajoy, y andan repartiendo mandobles aquí y allá para preparar el congreso de Valencia, y el postcongreso, para colocar a Esperanza, o a quien sea que ellos decidan, que les venga bien, que puedan controlar. Son los mismos de otras teorías famosas, que no vale la pena recordar. Ahora han llegado a lo que ya sabíamos que iba a ocurrir: Rajoy, el señor de derechas de toda la vida, es un proetarra (Pío Moa dixit). No es que lo crean de verdad, como tampoco creían otras cosas, “sólo” es una forma radicalmente eficaz de alimentar el runrún: Rajoy ha cambiado, el PP ha cambiado, ya no es lo mismo, hay que darse de baja, hay que “cargarse” al barbudo… Muchos en el PP siguen/seguirán esa vaina. Como han hecho estos cuatros años con esto y aquello. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: