El Mundo, la COPE, Telemadrid y el PP tienen que dar explicaciones

Iñaki Gabilondo: “La teoría de la conspiración, con ETA revoloteando sobre nuestras cabezas durante toda la legislatura, ha quedado hecha añicos. La sentencia la pulveriza de la forma más cruel. La despacha en una línea, cuando recordamos que, sin embargo, ha sido un martillo pilón aplicado sobre la sociedad, y que la ha partido en dos. Tenemos derecho a exigir explicaciones: el Mundo, la COPE, Telemadrid y el Partido Popular tienen que darlas. La sentencia cojea, se dice, porque nada se aclara sobre el autor intelectual. Este tema merece un aparte. ¿Y si no hay más cera que la que arde?, ¿si no hay más autores intelectuales que los que aquíhemos conocido?. Recuérdese que hemos buscado afanosamente al autor intelectual porque Aznar y compañía decidieron que debía haberlo. Una gran mente geoestratégica, un selecto grupo de virtuosos del diseño político, para sacarlo de La Moncloa, muy cerca, nada de en remotos países. ¿Y si no fuera así?. Tal vez fueran simples franquicias, autónomos, como en tantos otros países. Lo del autor intelectual cuaja y se alude a él hasta en la sentencia. Esto del autor intelectual nos trae a la memoria aquel cuento en el que, para tener entretenidos a unos chiquillos, les mandaron a buscar el mito hidráulico. Ahora ha quedado como un hermoso cabo suelto si se quiere seguir dando la tabarra. ¿Se quiere?. No tardaremos en saberlo, pero convendría que no. Aunque cada cual sabrá qué ha aprendido de esta historia”.

Anuncios

Rajoy sigue en la teoría de la conspiración

Rajoy: “Apoyaré cualquier otra investigación sobre este caso”

El Mundo, y la conspiranoia.

Emma Thompson, prostituta contra la trata de blancas

Mañana, la sentencia del 11-M

El predicador y la fashionaria

Juan Cruz. Esta mañana he venido a Radio Nacional de España, a una tertulia en el programa de Juan Ramón Lucas. He venido en un taxi que tenía puesta una emisora en la que el locutor llamaba a María Teresa Fernández de la Vega ´la fashioinaria`. El taxista dejó todo el rato su dial en ese sitio, y duró el locutor veinte minutos en ese mismo sitio y no cambió jamás el discurso. Compré los periódicos por el camino y me enteré de algunas cosas, muchas de las cuales ya había escuchado entre seis y ocho, en otras radios, incluida Radio Nacional. Pero escuchando a ese locutor se diría que sólo sucedió que María Teresa Fernández de la Vega había estado en Roma y no había ido a la beatificación. Cuando entré en la Redacción, Carlos Santos, que es uno de los personajes más inteligentes de la radio española, me preguntó de qué íbamos a hablar hoy. Le dije: “Hombre, de Quique Sánchez Flores”, tal era mi confusión mental. Por cierto, ¿cuáles son los temas de hoy? Si ustedes los enumeran podríamos hacer juntos un periódico virtual, y sorprendente. Se lo dedicaremos a Carlos.

Hotel Chevalier, el desnudo de Natalie Portman

El corto completo, aquí.

Casillas, el héroe nuestro de todos los días