La vida es muy complicada

“Sólo envejeciendo puedes librarte de las complicaciones. Me parece que voy a intentarlo” (Orson Welles, en “La dama de Shanghai”).