Y de lo dicho, nada

¿Ven esa cara? Felices como perdices. Bien, la vida es así. Zapatero ya no es ZetaP. No quiere romper España. No es un proetarra disfrazado, o poco disfrazado. No es un conspirador que protege a los verdaderos autores del 11M. No traiciona a las víctimas. Ahora sólo no sabe gestionar la crisis económica, pero ese discurso no baila con el drama, como ocurría en los últimos cuatro años. Lo curioso es que Rajoy también era el jefe de la oposición entonces. ¿O no? ¿Mandaba? Ay. Ya sabemos que no. ¿Le dejarán seguir mandando?

Rajoy sigue su guerra de la independencia

El PP sólo se debe a los españoles, a los que le votan y a los que no.

El nuevo Rajoy cree en el talante

Juan Carlos Escudier. Algo, en efecto, ha cambiado en este hombre que hace unos meses predecía el fin del mundo, la ruptura de España, la extinción de la familia, la entrega de Navarra, la rendición ante ETA, el caos, la anarquía y otros infiernos similares, y al que ahora cuesta trabajo escuchar una descalificación subida de tono del propio Gobierno: “No quiero que ningún español vote al PSOE con el único objetivo de que no gane el PP”.

Acabemos: Rajoy es un proetarra

Bien, los lectores de este blog (cien mil en unos días) ya saben por dónde van los tiros. Los teóricos de la conspiración han descubierto que no les sirve Rajoy, y andan repartiendo mandobles aquí y allá para preparar el congreso de Valencia, y el postcongreso, para colocar a Esperanza, o a quien sea que ellos decidan, que les venga bien, que puedan controlar. Son los mismos de otras teorías famosas, que no vale la pena recordar. Ahora han llegado a lo que ya sabíamos que iba a ocurrir: Rajoy, el señor de derechas de toda la vida, es un proetarra (Pío Moa dixit). No es que lo crean de verdad, como tampoco creían otras cosas, “sólo” es una forma radicalmente eficaz de alimentar el runrún: Rajoy ha cambiado, el PP ha cambiado, ya no es lo mismo, hay que darse de baja, hay que “cargarse” al barbudo… Muchos en el PP siguen/seguirán esa vaina. Como han hecho estos cuatros años con esto y aquello.

Thriller del PP, en Polònia

La tarea de decapitar a Mariano Rajoy

Jesús Cacho: Que la tarea de decapitar a Mariano Rajoy esté siendo dirigida desde las páginas de un periódico, no deja de ser una terrible anomalía en lo que a los usos democráticos de ese llamado “cuarto poder” se refiere. Lejos de informar, la función primigenia de la crítica abierta y ácida al Gobierno y a la oposición de turno, ha dado paso a la intervención descarnada y a cara de perro en las decisiones que competen a los líderes políticos.

El descendimiento de Rajoy

A Rajoy le aplican “la técnica ABC”

Se va San Gil. Se va Ortega Lara. Y Acebes. Y Zaplana. Rumian su descontento Esperanza Aguirre o Gustavo de Arístegui. Y los que hablan en voz queda. Alrededor, los telepredicadores que mueven la silla a quien no controlan. Durante cuatro años aplicararon su técnica de destrucción a ABC. Quisieron cerrarlo. Ahora le toca a Rajoy. Es la misma fórmula. El runrún dice: Rajoy ha cambiado. El PP ha cambiado. Ya no es lo mismo. Le baila el agua a los nacionalistas. Y a El País. Es medio rojo. Hay que echarlo. Cualquier día, darán el teléfono de centralita de Génova para que se borren los afiliados. Rajoy lo consintió cuatro años. Ahora bebe de esa medicina.

  • José Antonio Zarzalejos: ¿Se ha enterado Rajoy de que lo que está ocurriendo no es otra cosa que el revival de la teoría de la conspiración, esto es, la creación de una arquitectura argumental efímera, emocional, ambiental, que apela a lo sentimental y se fundamenta en simples percepciones que otros crean a su antojo?
  • José Oneto. Pedro J. Ramírez, director del periódico El Mundo, el único diario de España que en su momento pidió el voto para Rajoy y para el Partido Popular (actitud anormal dentro del panorama de la prensa nacional), ha calificado, desde la emisora de la Iglesia católica, la COPE, al líder del Partido Popular de “inepto, tonto contemporáneo, antropófago y dictadorzuelo”, y ha pedido a los barones que siguen apoyando la candidatura de Rajoy que le retiren su apoyo y participen en una auténtica “sublevación” contra quien ha encarnado, según ha defendido con reiteración, los intereses políticos del centro derecha.

    A esta petición insólita realizada desde la emisora de los obispos, que, por cierto, acaban de renovar por un año el contrato de Federico Jiménez Losantos como director y conductor del programa La Mañana, se ha sumado el polémico locutor que durante semanas no sólo ha pedido la dimisión de Mariano Rajoy, sino que le ha llamado lo que los socialistas nunca se han atrevido a llamarle: “caradura y sinvergüenza”.

    En un tono desconocido en la política española por parte de un grupo que ha estado marcando la agenda del Partido Popular y que, probablemente, es el principal causante de la derrota del 2004, del tipo de oposición que ha venido ejerciendo durante los últimos cuatro años y, cómo no, de la derrota del pasado mes de marzo, se ha puesto en marcha toda una maniobra para terminar con Rajoy como sea.

  • Mariano Rajoy: ‘Quiero un partido independiente. Lo que sea el PP debe ser lo que quiera el PP. Si nos dejamos dirigir por otros seremos otra cosa’.

PP, otro lunes de guerra

Alberto Ruiz-Gallardón: “El centro no puede ser un paréntesis en la historia del PP”.

“Basta de discusiones. Estemos a la altura de la sociedad”.

José María Aznar: “En la vida política siempre la confianza y la defensa de los principios es esencial”.

“Hay que procurar jugar con los mejores”

Mariano Rajoy: “En la vida de cuando en cuando hay que moverse y mirar al futuro”.

Los análisis de Juan Carlos Escudier: Gallardón va sobrado y lee a Rajoy su programa de gobierno.

Aznar, como Saturno, empieza a tener hambre.

¿Santa San Gil?

  • El 9 de marzo, María San Gil perdió 30.000 votos y un diputado en el País Vasco. Alguna responsabilidad tendrá la lideresa del norte, ahora en las tropas que acuchillan al rebelde Rajoy.
  • A la tal San Gil se le atribuye esta frase de la ponencia política del PP: “no se puede decir que el PNV es partidario del terrorismo de ETA, pero sí podemos afirmar que no colabora en su derrota”. Cuenta Juan Carlos Escudier que Emilio Olabarría, diputado del PNV, tras leer la ponencia política del PP, entró en Casa Manolo, el bar de cabecera de sus señorías. Se acercó a una mesa frecuentada por periodistas y preguntó en voz alta antes de sentarse: “¿Se admiten terroristas?”.
  • Iñaki Gabilondo: ¿cómo es posible que María San Gil, símbolo de la lucha antiterrorista, haya convocado a los periodistas en un día como hoy (por ayer, tras el atentado de ETA) para hablar de sus problemas en el partido? ¿Se imaginan qué hubiera dicho si la convoca otro? Patxi López, por ejemplo, u Odón Elorza. ¿Le ha parecido bien a Mayor Oreja?.”

Alternativa a Zapatero: sigue el acoso a Rajoy

Ayer martes apareció en Internet un manifiesto suscrito por varias personalidades de la cultura y los medios de comunicación… Pregunta inocente: ¿a quién se enfrenta de verdad este grupo: a ZP o a Rajoy? La respuesta me la da un e-mail, que reza: Contacto para ampliar información sobre el manifiesto ciudadano contra la actual deriva del PP.

Rajoy, el hombre solo

Alguna vez oí que el poder era ese momento en que se van todos y el líder se queda solo en el despacho, solo en el mundo, con la decisión en sus manos, con la ciudad ruidosa al otro lado de la ventana. La soledad y el destino. Y los puñales. Y los traidores. Y los que mueven la silla desde debajo de la alfombra. Rajoy es un cadáver que se cree vivo, y me provoca una inexplicable lástima. El gallego indeciso decidió demasiado tarde. Durante cuatro años alimentó a la bestia, y ahora se debate entre sus fauces, pensando que puede escapar aunque sospeche que no. Aprietan el gatillo María San Gil, Ana Botella, Gustavo de Arístegui, Ángel Acebes, Eduardo Zaplana, Esperanza Aguirre…, pero apuntan y ordenan en El Mundo y la Cope. Qué duro es el viaje al centro, decía anoche Iñaki Gabilondo. Desde Madrid, qué lejos queda Angela Merkel.

Acebes

José Oneto. Junto con Eduardo Zaplana, fue la causa del fracaso del 11-M. Su obsesión por defender la autoría de ETA hasta después incluso de la sentencia contra los islamistas, su apoyo a la “teoría de la conspiración”, su insistencia en apoyar la estrategia de la crispación y su admiración incondicional por José María Aznar, que fue el que le nombró secretario general del partido, le habían convertido, a pesar de su lealtad a Mariano Rajoy, en la cara más intransigente del Partido Popular y, junto con Rajoy, fue uno de los responsables de la derrota del pasado mes de marzo. Con muy mala imagen pública (si en internet, en el portal de Google, se teclea la palabra “miserables”, aparece la biografía de Ángel Acebes), pero con muchos apoyos internos en el partido, fue el inspirador de la salida de Josep Piqué en Cataluña y el más eficaz colaborador de la AVT (Asociación de Víctimas del Terrorismo).

Zaplana quiere forrarse… más

El diputado del PP Eduardo Zaplana ha decidido abandonar temporalmente la política para fichar como delegado por Telefónica en Europa.

¿Y Rato y Gallardón?

Pablo Sebastián: Puede que se lo estén pensando, o puede que ni siquiera eso, pero Alberto Ruiz-Gallardón y Rodrigo Rato, los dos políticos de más prestigio y menos contaminados con la pasada legislatura y la derrota electoral del PP en el pasado mes de marzo, no se pueden cruzar de brazos ante el lamentable espectáculo que protagonizan, a garrotazos, Mariano Rajoy y Esperanza Aguirre, que son —precisamente ellos dos— los principales responsables de la derrota electoral del PP.

La guerra de la independencia de Mariano Rajoy

Veamos los hechos. El PP pierde las elecciones, las de 2004, después de un atentado que muchos españoles asociaron a la guerra de Irak. El PP se acuesta con una derrota que creyó victoria segura, y tras el ruido de las bombas y el vértigo de la pérdida pasa cuatro años con la bielda en la sangre, tras la sombra de los pejotas y losantos. Voluntariamente o no -a estas horas resulta indiferente-, Rajoy deja que la oposición parezca una marioneta movida por unos cuantos telepredicadores y un grupo de líderes airados del PP, esos que cambiaron el ABC por la Cope y El Mundo, esos que jalearon cientos de portadas y horas de radio sobre la teoría de la conspiración, que descubrieron la sombra de Zapatero detrás de Josu Ternera, que gritaban zETAp bajo las faldas de Rouco y la AVT, zaplanas y sotanas. Y si no era así, ¿por qué Rajoy dejó que lo pareciera? Los cuatro años de ese PP desleal y faltón embarraron tanto el terreno de juego que todos hemos tenido que pasar por la lavandería. Un presupuesto en detergente, mire usted. Y total, para nada. Como intuía Arriola, el sociólogo de Aznar y luego de Rajoy, cuando el PP se pasa de frenada aumenta su índice de rechazo, crece como la espuma el grupo de los que una noche sueñan a Zaplana y Acebes otra vez en el Gobierno y por la mañana se levantan con la papeleta del PSOE en la mano. ¿Y si Rajoy no era así, por qué aguantó una legislatura entera dejándonos creer que avalaba a su jauría? 9M, cuatro años más en la oposición, y el líder decide declarar la guerra de la independencia de los medios. Parece darse cuenta de que el enemigo está en casa, de que Esperanza no quiere esperar, de que los pejotas ya no le necesitan en su carrera en busca de poder y dinero. Nunca pensé que Rajoy pudiera comportarse tan aviesamente, escribe hoy el pequeño talibán. Es lo más suave que le espera al gallego indeciso. A no ser que se rinda, que entregue el partido a los “liberales”. ¿Lo hará? ¿Puede romperse el PP? En el éxito de su guerra de la independencia hay mucho más en juego que su destino personal.

Nadie quiere rajoy2012.com

Bien, ya sabemos que hay un esperanza2012.com, y un Gallardon2012.com. Pero, ¿y Rajoy? El candidato oficial del Partido Popular no se preocupó de reservar el dominio correspondiente. Ahora se vende en ebay por un precio de salida de 50 euros. Pero nadie ha pujado. Quedan 5 días y 15 horas para que termine la subasta.

La “Brunete mediática” contra Rajoy

A la Brunete mediática no le gusta este Mariano Rajoy… (sigue).

La guerra del PP se libra en internet

Acaba de nacer una web anti-Esperanza, contraria a que la presidenta de la Comunidad de Madrid encabece una lista en el congreso de junio del Partido Popular. A estas horas ya tenemos su página de forofos, la de los partidarios de Gallardón y ahora esta de los críticos, Esperanza2012.net (no a Esperanza en 2012). Las fotos que mandan en la página lo dicen todo: Aznar más Jiménez Losantos más Rouco Valera= Esperanza. Añaden: “Por cierto, no somos ni de los genoveses, ni del plural ni del PSOE ni na de na”.

Gallardon2012.com contra Esperanza2012.com

Gallardon2012.com vs Esperanza2012.com.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.