Y tal y tal

Esta mañana ha vuelto la diarrea mental a las tertulias, que si once millonarios en calzoncillos no pueden representar a España, y tal y tal. No tengo ánimo de escribir sobre la tontería y tampoco sobre el juego, sobre el duelo, sobre ese plus competitivo que tienen los equipos en España y que no encuentra la selección. Para aligerar la mañana, el dato de la tele, que también es susceptible de debate: En Cuatro: España-Francia, 8.917.000 y 51.1% (máximo). En La Sexta: 3.282.000 y 18.8%. 

España no se rompe

Apuntalar una estrategia política sobre la base falsa de que "España se rompe" constituye el peor error en que en el día de hoy puede incurrir el Partido Popular. O el PP pone tierra de por medio respecto a los púlpitos predicadores de esta catástrofe de apocalipsis milenarista, o, en su soledad, y en su quijotesca defensa de esa desventurada y débil doncella que al parecer es la unidad nacional, verá alejarse las posibilidades de ganar las próximas elecciones, pese a las facilidades que la errática política del actual Gobierno le está deparando… (Antonio Hernández Mancha, en algún tiempo líder del PP). Más: El consejo de Hernández Mancha, por Manuel Martín Ferrand.

Efecto mundial

Así va junio. Tele 5: 21.4%. TVE-1: 18%. Antena 3: 17.9%. Autonómicas: 14.2%. Otras: 11.8%. Cuatro: 7.4%. La 2: 4.7%. La Sexta: 4.6%.

Truman Capote

"El periodismo siempre implica traición"

Luis Solana y la pista del dinero

Hace tiempo que me cuesta ser dogmático y que estimo de forma positiva a casi todo el mundo que tiene opinión. En todas la situaciones donde me encuentro con ideas de las que discrepo pienso siempre: ¿ y si tuviera alguna razón para opinar así? La COPE puede ser un caso que se podría analizar con atención y con generosidad intelectual.La COPE está en una línea política muy curiosa: se ataca al PSOE (es lógico), pero también al PP. Bueno, para ser más exacto, se critica a la actual presidencia del PP. En todo caso, resulta que para la COPE no valen ninguno de los líderes políticos del momento.

Este planteamiento me ha hecho pensar. ¿Y si este guión no estuviera escrito por la Conferencia Episcopal? ¿ Y si este guión lo han escrito otras personas que pretenden armar su propio tinglado mediático?

Que la Conferencia Episcopal es consevadora no requiere mucho tiempo para que coincidamos. Pero que la Conferencia Episcopal sea un vivero de extrema derecha crítica con el sistema que tenemos en España, me cuesta creerlo.

Los obispos tienen que pactar con el Gobierno (sea el que sea) porque les van muchas cosas concretas en el juego. Pero a ciertos periodistas de la COPE, ¿qué les va?, sólo el triunfo personal y económico.

Han aparecido futuros empresarios de la comunicación conservadora y la COPE es su taller de ensayo. Y, además, se han convertido en su financiador cornudo.

Comprendo perfectamente que el cardenal Rouco Varela esté feliz con los ataques de Losantos al PSOE. Incluso que le parezcan bien los mordiscos crueles a determinados líderes del PP. Pero me temo que este listísimo cardenal no sabe nada de lo que es una empresa.

Jiménez Losantos no sólo es un periodista radiofónico brillante ( que sí lo es) es además un empresario en potencia: está obsesionado con ser un empresario de la comunicación. Puede serlo en la COPE o en Onda Cero o en Radio María o en lo que sea, lo que capitaliza bien es su verbo: seguramente tiene detrás más de un millón de oyentes. Y eso vale un dinero.

Está obsesionado con Pedro José Ramírez. Quiere conseguir en la radio lo mismo que Ramírez consiguió en la prensa: un proyecto empresarial independiente, rentable e influyente. Pero, sobre todo, un negocio.

En estos momentos, si el nuevo presidente de la COPE - el ingenuo Coronel de Palma- decidiera borrar de la nómina de la emisora a Losantos, produciría un terremoto ideológico y, sobre todo, económico en el mundo episcopal. Pero al periodista-locutor, le daría igual.

Hoy, manejar al empresario de la comunicación Federico Jiménez Losantos, es tan complejo como manejar un paquete bomba. Mucha prudencia, mucho tacto, algo de dinero y esperar que los cables que se cortan sean los correctos. Pero – sobre todo- pensar que no se le puede manejar como periodista, habrá que intentar hacerlo como empresario.

Me parece curioso que nadie haya comentado que un miembro del Consejo de Administración de ENDESA sea tertuliano importante en el programa mañanero de la COPE. Si alguien se hubiera planteado que Losantos es un empresario, lo entendería bien.

Estoy convencido de que la Conferencia Episcopal terminará por ser el tonto de la película. Un día Jiménez Losantos se marchará con sus oyentes a no se dónde. Y hará un negocio. Mientras tanto la Conferencia Episcopal dirá que Federico Jiménez Losantos no encajaba en su modelo. Pero todos sabremos la verdad: en el mundo de la comunicación siempre que hay un triunfador, las ideas no cuentan, vale el negocio.

No critiquemos a la COPE (que es el cornudo de la película) critiquemos los contenidos de los periodistas-locutores de la ingenua cadena

Segundo asalto

Cuatro.  España-Ucrania: 6.929.000 y 43.5 %. La Sexta. 2.368.000 y 14.9%

El último post de Hernán Casciari

Hernán Casciari, autor del mejor blog del mundo, escribió esto hace unos días: Desde el viernes 9, y durante un mes, voy a desconectarme de todas mis tareas habituales como hombre, escritor, padre y esposo, entre las que se encuentran las actualizaciones semanales de Orsai y la lectura de los comentarios. Cuando termine el Mundial esta página volverá a ser la de siempre y este breve texto (junto a los mensajes que haya generado) desaparecerá. Gracias. Otro amigo, Rodolfo, subdirector de Geo, se ha cogido un mes de vacaciones sin sueldo para irse a Alemania. Y yo, ¿qué hago aquí?

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.